Sponsors
  • grifols

  • unc

  • baxter

  • roemmers

  • vernassa

  • dulcor

EMBARAZO E INMUNODEFICIENCIAS PRIMARIAS,Matías Oleastro 



EMBARAZO E INMUNODEFICIENCIAS PRIMARIAS
 
Dr.  Matías Oleastro
Jefe de Clínica Médica en Inmunología
Servicio de Inmunología y Reumatología
Hospital Nacional de Pediatría "Prof. Dr. Juan P. Garrahan",
Buenos Aires, Argentina
La siguiente sección está dirigida a aquellas madres que están embarazadas y en sus antecedentes personales o familiares cuentan con alguna de los siguientes situaciones:
1. Ud. ya ha tenido un hijo/a en el/la cual se ha documentado una Inmunodeficiencia Primaria (IDP).
2. Ud. tiene un hijo/a, el/la cual está siendo evaluado/a por profesionales ante sospecha que pudiera padecer una IDP.
3. Ud. ha tenido un hijo/a que ha presentado manifestaciones clínicas como las que presentan los pacientes con IDP y que ha fallecido antes de confirmarse por parte de los médicos si realmente tenía este diagnóstico.
4. Ud. no ha tenido hijos o sus hijos son sanos pero un familiar directo suyo (hermana, sobrina, prima o tia por rama materna) ha padecido o padece alguna de las situaciones anteriores.
Ud. DEBERÍA siempre acercarse a su médico inmunólogo de cabecera  para trasmitirle su inquietud y preguntar:
¿EXISTE LA POSIBILIDAD QUE EL HIJO/A QUE ESTOY GESTANDO AHORA NAZCA CON LA MISMA INMUNODEFICIENCIA?
Si bien el inmunólogo conoce bien cómo la gran mayoría de las IDP pueden heredarse (transmitirse información genética de padres a hijos para que nazcan con una determinada IDP), muchas veces es muy difícil poder contestar esta pregunta con verdadera exactitud y precisión. 
Ud. DEBERÍA abordar este tema directamente con su inmunólogo para, con la información disponible, poder aclarar de forma individualizada cuás es su situación ante la pregunta arriba formulada. 
Dado que el compromiso y defecto del sistema inmune en las IDP es muy variado, desde deficiencias leves con escasa implicancias en la salud y por lo tanto sin necesidades de mediadas especiales, hasta, situaciones graves con severos defectos del funcionamiento del sistema inmunológico que ameritan cuidados y tratamientos específicos, las medidas a continuación enumeradas pueden que no correspondan exactamente a su caso. El inmunólogo de cabecera dirá cual de todas ellas son las que verdaderamente corresponden a su situación. El momento de decidir ciertas medidas de PREVENCIÓN no debe ser desaprovechado, ya habrá tiempo luego para adaptar medidas según lo que verdaderamente corresponda.
PAUTAS A CONSIDERAR  (y algunos comentarios al respecto) 
1. GENERALES
-Trate de generar un vínculo directo (telefónico, informes escritos, correos electrónicos, etc.) entre su médico de cabecera (obstetra), su pediatra o  inmunólogo y Ud. 
2. EN LA MADRE EMBARAZADA
-Dejar transcurrir el embarazo normalmente (no existe en la legislación argentina consideraciones que permitan modificar el curso de la gestación por estas causas).
-Realizar los controles del embarazo con su médico obstetra de cabecera según normas habituales. 
-Solicitar a su inmunólogo de cabecera un informe médico sobre sus antecedentes personales o familiares que pudieran ser de importancia para el médico obstetra y el neonatólogo o pediatra que recibirá a su bebé al momento de nacer.
-Recibir vacunas según lo establecido en Calendario Nacional del Ministerio de Salud para embarazadas: anti gripal, triple bacteriana acelular (también será importante la cobertura de vacunas en el puerperio. Información: www.msal.gov.ar
-Valorar con su Obstetra la administración de vacunas que no se encuentran normalmente en el Calendario Nacional para embarazadas y que estarían indicadas si Ud. no cuenta con una buena cobertura según su calendario de vacunas previo al inicio del embarazo. Por ejemplo, vacuna anti Neumocóccica, anti Haemofilus influenzae, anti Meningocóccica tetravalente (de esta forma se estimulará la formación de anticuerpos que pasarán al bebé antes de nacer y lo protegeran después del parto si naciera con alguna IDP con problemas para formar anticuerpos propios).
-Durante el embarazo su obstetra solicitará estudios de sangre de control entre los que se encuentran las “serologías”. Es posible, según sus antecedentes, que sea necesario ampliar estos estudios en los últimos días de su embarazo o luego del parto solicitando un estudio específico para un virus denominado Citomegalovirus (solicitar serología IgM e IgG anti CMV).
-Valorar la posibilidad de guardar sangre del cordón umbilical. Este punto deberá ser discutido muy delicadamente con su Inmunólogo de cabecera y profesionales especializados en este tipo de procedimiento (Bancos de almacenamiento de sangre de Cordón Umbilical de centros de referencia de Hemoterapia).
3. VÍA DE PARTO - PARTO
-Se mantendrán las indicaciones obstetras generales para la toma de decisión de la vía de parto. La posibilidad de gestar un niño/a con IDP no es razón para indicar cesárea. Sólo se indicará esta vía de parto frente alguna de las siguientes situaciones:
-Infección / colonización documentada en el canal de parto (candidiasis, HPV, herpes simple 2, Streptococcus grupo B, etc.).
-Nacimiento de un niño con sospecha o certeza de padecer un Síndrome de Wiskott Aldrich o Trambocitopenia ligada al sexo.
-Como ya fuera mencionado, valorar la posibilidad de guardar sangre del cordón umbilical.
4. EN EL RECIÉN NACIDO
-Aislamiento estricto tras el nacimiento. Podrá permanecer en internación conjunta individual con su madre hasta el alta.
-PODRÁ recibir profilaxis anti gonocócica según normas neonatales (Eritromicina oftálmica).
-PODRÁ recibir Vitamina K según normas neonatales.
-Amamantamiento. Se CONTRAINDICARÁ la lactancia materna si la serología materna solicitada para CMV es positiva y se sospecha una IDP que pudieran requerir un trasplante de médula ósea para su curación (consultar oportunamente con su inmunólogo de cabecera).
-PODRÁ recibir la vacuna anti Hepatitis B.
-Si por alguna razón médica requiere transfusiones de sangre o derivados, DEBERÁ recibir productos irradiados y provenientes de donantes CMV negativos.
-NO APLICAR VACUNA BCG hasta contar con el consentimiento del inmunólogo de cabecera (¡EXIJA a su inmunólogo una constancia por escrito antes del nacimiento acorde a la sospecha de la IDP!).
-Si se otorga el alta médica luego del nacimiento: 
-Implementar cuidados higiénicos estrictos en el recién nacido y sus familiares (lavado de manos con jabón y utilización de geles con alcohol antes y luego de cada contacto).
-Mantener un aislamiento en el ámbito domiciliario. EVITAR todo contacto con personas que padecen cuadros infecciosos.
-Mantener pautas alimentarias estrictas.
 
CONSULTAR lo antes posible con su médico de cabecera o Inmunólogo los estudios a realizar para una correcta y oportuna valoración inmunológica y poder determinar si existe o no tal IDP en el bebé (no posible en la totalidad de los casos). Una vez realizado ello, el profesional le indicará que medidas deberán ser mantenidas, modificadas o suspendidas.
 
 

 

VOLVER